Acede a tu cuenta

Colección AMICVS


$1,500.00 / $1,500.00

Portafolios serigráfico en celebración del centenario de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico

La Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico tiene una larga trayectoria con el buen arte. La estética misma de su sede y las obras de arte que en ella ubican muestran al arte como patrón de sus desempeños.

Al cumplirse los primeros cien años de labores, la Escuela de Derecho detona una serie de eventos muy variados pero también promueve, apostando a la posteridad, este hermoso portafolios con las reflexiones gráficas de los artistas Antonio Martorell, Nelson Sambolín, Consuelo Gotay, Carmelo Sobrino y Elsa María Meléndez. Estos artistas amigos entre sí, amigos del grabado, de la tradición, de la idea de contribuir, han nombrado este junte AMICVS. Del latin amicus curiae, literalmente el amigo de la corte es quien, sin formar parte de un pleito, ofrece información pertinente al asunto en cuestión.

Se trata de cinco estampas serigráficas que hablan de la seducción de la palabra, del paisaje, del mar, del oficio, de la elocuencia y de la búsqueda de la justicia.

El maestro Antonio Martorell se inserta una vez más dentro de la más significativa tradición del grabado puertorriqueño y latinoamericano con un hermoso pliego caligráfico/letrado que porta la conocida frase que don Benito Juárez enunciara en el discurso celebratorio del triunfo de la República el 15 de julio de 1867: Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Las letras mayúsculas, negras, cortadas en bloque, crean un juego compacto de negativos y positivos y sobre éstas la palabra paz danza, etérea, al través de la imagen caligrafiada con el espectro del color de la luz. Su imagen resume el fin último de la justicia, la paz. Martorell acude a esta convocatoria con el compromiso ideológico que lo caracteriza y denuncia la circunstancia actual tan crítica de nuestro país pero con la esperanza en la mano.

Atenea historiada es una doble referencia a la historia de occidente y a la historia del arte. El maestro Sambolín se inspira en los capiteles historiados del arte románico medieval en donde se incluían figuras para darle a conocer las grandes verdades a un pueblo que había perdido la lectura y la escritura del antaño clásico. En el suyo, al centro de la composición, Sambolín coloca a la diosa Atenea, la más consumada de los dioses del panteón griego y romano, diosa de la sabiduría, de la guerra justa, de la justicia y las estrategias, de las artes y las habilidades. Husmeando las referencias de este tema nos encontramos también de frente con la idea del ateneo, ese lugar que convoca al conocimiento científico, literario y artístico y en donde se ofrecen conferencias y cursos.

En contraste con los grises fríos de la zona central en donde se encuentra el capitel historiado ateneístico, Sambolín le asigna colores calientes a la vegetación voluptuosa que enmarca a la diosa. Sobrio y apasionado, calculador y fogoso, racional y sensual, así también es el Derecho. El caso es que esta Atenea, ahora tropicalizada, con libro en mano se pasea absorta, eleta, historiada por un jardín sensual. Sambolín apuesta a que ésta deambula por las aulas de la Escuela de Derecho en donde diariamente es convocada.

Entre el cielo, la tierra y el mar surge la ninfa victoriosa de la obra El cuerpo del arcoíris de la maestra Consuelo Gotay. Los arabescos en la figura proclaman su relación simbiótica con el entorno. Los trazos imbricados, cual encaje, tan característicos del estilo de la artista, abonan al carácter etéreo de ese ser que se desliza en diagonal y cruza la imagen. Todo el vocabulario plástico de esta estampa se complementa entre sí. Palma, hojas Monsteras, guajanas, peces, moluscos, olas con ínfulas de montañas se entrelazan cual encaje de mundillo. Las veladuras de la imagen sugieren una irradiación, una cierta fluorescencia: el cuerpo del arcoíris, como urge el título a interpretar. Gotay crea un mundo armonioso, sensual, del cual emerge esta mujer guardiana de todo cuanto debe preservarse.

El maestro Carmelo Sobrino presenta una sopa de letras sui generis que, en clara alusión al término de referencia común a los abogados, titula Letrad@s. En similares tormentas de ideas los abogados construyen sus argumentos, dirimen sus procesos judiciales, litigan, adjudican y transigen sus casos. Esta estampa es un seductor acertijo letrado.

El suyo es un estilo que se caracteriza por las acumulaciones. En este caso, el artista crea una imagen mediante un gran acopio de letras de tamaños variados que bailan y se descomponen como negándose a ofrecer un discurso lineal. Es un códice por descifrar. Podría también ser una referencia al chachareo callejero, al baile, a la sandunguería y a la exuberancia caribeña de nuestro pueblo. Sobrino, como Martorell, parte de la insigne tradición de la letra en el cartel puertorriqueño y ambos le hacen su propio homenaje.

La más joven del grupo, pero con una sólida trayectoria como grabadora, es Elsa María Meléndez. Al incluirla en este proyecto gráfico, los artistas mayores, de facto, le hacen un pase de batón con el mismo gesto inclusivo que le habrán hecho a ellos anteriormente otros maestros.

Meléndez se presenta con La hebra del Derecho, una estampa alegórica sobre el Derecho como un sistema de sentidos. Elocuente nos dice: “Trabajo con las analogías entre los árboles y el Derecho, y entre el hilo y la capacidad de construir.” Se trata de tres árboles con enormes sistemas de raíces, comparables en tamaño a sus copas.

Los árboles, como el Derecho, cuentan con enormes enraizamientos. Sus fundamentos que han tomado largos años en crecer los sostienen y los equipan para ofrecerles sus frutos, oxígeno-sombra y protección-esperanza a quien les pide cobijo. Meléndez también compara la relación orgánica entre todos los elementos de la Naturaleza con los servicios sociales integrados a los ofrecimientos de la Escuela.

La artista integra hilos y costuras a la imagen resuelta linealmente a fin de enfatizar con esta labor los muchos hilvanes del trabajo humano en la disciplina legal. “El hilo”, dice, “unifica, remienda, sana, arregla, compone, transforma”.

La pieza de Meléndez es lúdica; tiene derecho y revés. El coleccionista puede ejercer su capacidad de escoger cómo mostrarlo.

AMICVS mantiene vigente la rica tradición del portafolios gráfico que comenzó en 1950 con La estampa puertorriqueña del Centro de Arte Puertorriqueño. Al celebrar su primer centenario, la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico deja tal bello proyecto de legado de los artistas coetáneos a las generaciones futuras en tanto que da cuentas de la rica tradición de impulso a las artes que ha caracterizado a los letrados durante toda su historia.

Margarita Fernández Zavala
abril, 2013.

Magia e Historia

Desde su diseño arquitectónico, su colección de arte y sus espacios verdes hasta la presencia de la música y de las letras en nuestro entorno, el arte siempre ha sido una pieza esencial en la historia de nuestra Escuela de Derecho. Por esa razón, el Comité del Centenario de la Escuela de Derecho y la compañera María Jiménez, propusieron comisionar la creación de un portafolios serigráfico a cinco destacados artistas de Puerto Rico. La encomienda: que cada uno interpretara y representara lo que el Centenario significa desde su propia y única perspectiva.

El acercamiento inicial fue realizado al maestro Nelson Sambolín, quien con su maestría singular hilvanó los hilos para la convocatoria a los maestros y maestras: Antonio Martorell, Consuelo Gotay, Carmelo Sobrino y Elsa Meléndez. Como rito iniciático, el Comité les entregó materiales sobre la fundación de la Escuela, sus obras de arte, su misión y visión y comunicaciones recientes sobre actividades académicas y culturales y actividades de servicio a la comunidad. El resto fue magia e historia.

Al experimentar el portafolios, serán ustedes testigos de la fusión del arte y del derecho, combinación viva en nuestro currículo y en las líneas de investigación de nuestra facultad y estudiantado. El portafolios es, además, una pieza histórica que presenta cinco interpretaciones particulares de lo que significa el Centenario de la Escuela de Derecho. Queremos darle las gracias a nuestros artistas – aliados y cómplices en este proyecto – y a la comunidad de amantes del arte por ser parte del Centenario de nuestra institución.

Decana Vivian I. Neptune Rivera
abril, 2013

Edición
El porfolios AMICVS fue impreso en San Juan, Puerto Rico en abril de 2013 sobre papel Rising Stonehenge, color Natural, 250 gramos, tamaño 22”x30”. La Edición consiste de 150 ejemplares firmados y numerados.

Impresión
Consuelo Gotay, Cuerpo de arcoiris
Víctor Rodríguez Gotay y Consuelo Gotay
Antonio Martorell, El respeto al derecho ajeno
Jesús Gómez
Elsa Mería Meléndez, La hebra del derecho
Zinthia Vázquez
Nelson Sambolín, Atenea historiada
William Bass Morales y Nelson Sambolín
Carmelo Sobrino, Letrad@s
Roberto Matos

Coordinación
Prof. Mariluz Jiménez Colón,
Lic. María de los A. Garay,
Lic.Hiram M. Angueira Quirós y Nelson Sambolín.
Decana de la Escuela de Derecho de la
Universidad de Puerto Rico,
Vivian I. Neptune Rivera.

Los comentarios están cerrados.

Cerrar